Al momento de desarrollar una campaña de comunicación para una marca, producto o servicio, es básico asegurarse de cumplir con ciertos aspectos que permitirán tener una comunicación efectiva que conecte con la audiencia y sea lo suficientemente relevante para llevar a la acción deseada.

1. Tener claro el OBJETIVO de la campaña de comunicación

  • Esta campaña en particular, ¿qué efecto se quiere que tenga sobre la audiencia?
  • ¿Es una campaña de branding para dar a conocer o reforzar la marca?, ¿se quiere aumentar la recordación de marca?
  • ¿Se quieren captar nuevos clientes?, ¿se busca incrementar la frecuencia de consumo entre los clientes habituales?, ¿se quiere comunicar el lanzamiento de un producto?, ¿se quiere dar a conocer una actividad promocional?, ¿es una campaña de mantenimiento? ¿se busca incrementar los ingresos del sitio web?
  • Dependiendo del objetivo de la campaña se debe definir su medición, ya sea con valores concretos (KPIs: ventas, leads, seguidores…) o con valores menos definibles como notoriedad o recuerdo de marca.

 

2. Definir el TARGET O PÚBLICO OBJETIVO

  • Describir a la audiencia usando datos demográficos y psicográficos. Es importante conocer sus gustos, sus aspiraciones, estilo de vida, sus temores. Entender por qué estarían interesados en lo que se les va a comunicar.

 

3. Identificar CANALES

  • Tomando en consideración en qué medios se mueve la audiencia y el presupuesto disponible, hay que elegir cuidadosamente los medios de comunicación adecuados, definiendo y planificando los horarios de acuerdo a la interacción que tiene en target con ellos.
  • Es importante adaptar el diseño y formato de la comunicación según cada canal, pero siempre manteniendo un mensaje único.

 

 

4. Establecer MENSAJE

  • La comunicación dirigida al target, debe conectar, por lo que siempre debe incorporar un mensaje persuasivo/convincente y un llamado a la acción (“call to action”) de acuerdo a los objetivos planteados (por ejemplo: invitar a dejar los datos para sucesivas campañas, animar a la venta, a formar parte de la comunidad, etc).
  • Aprovecha las redes sociales para generar conversaciones que fluyan a través de múltiples plataformas y que inviten a la participación del público objetivo.

5. EVALUACIÓN

Previo al lanzamiento, es recomendable validar su potencial, asegurando aspectos como los siguientes:

  • ¿La comunicación es llamativa y relevante para el target?, ¿es persuasiva? ¿se le habla en un lenguaje y tono acorde a la audiencia? ¿el diseño visual es atractivo para la audiencia y apoya a la marca?
  • ¿El beneficio es único y de interés para la audiencia?
  • ¿El copy es simple y directo o se está incluyendo información poco relevante para el público objetivo? (siempre “menos es más”)
  • ¿Se muestra de manera obvia y clara el producto, su beneficio y la marca/compañía?
  • ¿Refleja y comunica de manera apropiada la promesa (Brand Promise) y la personalidad de la marca?
  • ¿Apela a los sentidos? ¿Evoca emociones?
  • ¿Qué pasa si se reemplaza la marca en la comunicación por la marca de la competencia, se afecta? Asegurar que la proposición de valor comunicada sea única para la marca.

En las redes sociales se puede conseguir una retroalimentación previa de ciertos aspectos de la comunicación al exponerlas a tu público objetivo; además siempre se cuenta con técnicas cualitativas como focus groups, entrevistas y/o encuestas que permiten observar, antes de lanzar la comunicación, las reacciones que genera en el público objetivo, y validar la disposición al llamado a la acción. Conviene aprovecharlas adecuadamente.

 

6. SEGUIMIENTO

Una vez lanzada la comunicación, comienza el ciclo de seguimiento y medición, que permite comprobar su funcionamiento y tomar medidas inmediatas en caso de que haya que corregir desviaciones.

Medir los resultados día a día y compararlos con los objetivos planteados hace posible sacar el mejor provecho a la inversión, sorteando los imponderables que pudiesen afectar la campaña.

Resumiendo:

Si seguimos los pasos de esta “receta”, mezclando los ingredientes en su justa medida, tenemos un plan asegurado:

+ Objetivo de comunicación definido.

+ Conocimiento de nuestro público objetivo que nos permitirá conectar con

+ un mensaje relevante y claro

+ en los medios adecuados.

Asegurándonos de evaluar y medir para evitar contratiempos en la “preparación y cocción”, ¡saborearemos el impacto de nuestra comunicación!

Escrito por Ifigenia Herrera, Associate Consultant de TMC Consultores Comerciales. Si te interesa conocer los productos de TMC en esta materia, escríbenos a contacto@tmcconsultores.com

Si todavía no estamos conectados en LinkedIn será un placer tenerte en mi red de contactos.

 

Share This
eMail